Local

Niña de Pedro Juan abusada y su bebé están en mejores condiciones de salud

La niña abusada de 11 años oriunda de Pedro Juan Caballero y la bebé que dio a luz en el Hospital Nacional de Itauguá están en mejores condiciones de salud luego de estar en Terapia Intensiva, actualmente ya se encuentra en observación.Este lunes se descartó que la menor esté infectadas con el coronavirus.

La doctora Yolanda González, directora del Hospital Nacional de Itauguá, manifestó que la niña está evolucionando de manera favorable y se encuentra en observación en Tandil que la bebé se empezó a alimentar a través de sonda, afirmó la médica este lunes en conversación con nuestra página.

Ambas estaban separadas por las sospechas de contagio de coronavirus y en observación desde el día del nacimiento, que fue el pasado viernes pero en la fecha se descartó la posibilidad de que este infectada con el virus.

La menor había sido derivada del Hospital de Pedro Juan Caballero al Hospital Nacional de Itauguá, debido a que presentaba síntomas de afección respiratoria y su embarazo era de alto riesgo.

La situación conmocionó a la ciudadanía, ya que la niña ingresó para ser asistida al hospital con 37 semanas de embarazo. Los médicos le practicaron una intervención de urgencia por el alto riesgo que representa completar la etapa de gestación (42 semanas), puesto que el útero de la niña no se ha desarrollado y su cuerpo no resistiría.

La paciente es oriunda de Pedro Juan Caballero,quedó embarazada a causa de un abuso sexual. El Ministerio Público, por su parte, comunicó que el joven que habría abusado de la niña ya había sido denunciado ante la Unidad Penal de Pedro Juan Caballero en octubre del año 2019 y que el denunciado ya está imputado por el hecho.

La fiscala del caso, Sandra Díaz, imputó al supuesto autor del abuso a la menor, otro menor de 14 años, quien vivía en la misma casa que la niña. La víctima fue inspeccionada por el médico forense y se realizaron posteriormente las evaluaciones sicológicas, que confirmaron el hecho.

El adolescente fue imputado en aquel entonces y puesto a disposición del Juzgado para la imposición de medidas atendiendo a la edad, en tanto que el requerimiento conclusivo será presentado en el mes de julio y con el nacimiento de la criatura se solicitarán las pruebas de ADN para confirmar o descartar otras sospechas.