Pedro Juan Caballero, 19 de septiembre de 2018
País

Nutricionista de Diputados también figura como funcionaria de la Corte

Sandra Stefani Ortellado Garay es funcionaria permanente de la Cámara Baja desde el 2012 y paralelamente está en la planilla de la Corte, donde desempeña supuestamente el mismo cargo.

Sandra Stefani Ortellado Garay es una de las tres nutricionistas de la Dirección Médica de la Cámara de Diputados, que cuenta con un plantel de 22 funcionarios.

De acuerdo a los registros de asistencia, Ortellado, quien tiene un salario de G. 8.300.000 más G. 1.100.000 por bonificación por responsabilidad (un total de G. 9.400.000), acude solamente dos veces a la semana a Diputados.

Como si esto fuera poco, también aparece como funcionaria de la Corte Suprema de Justicia con un salario de 5.446.745 guaraníes.

De acuerdo a la planilla de funcionarios de la Corte, la mujer aparece como comisionada al Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) desde abril de este año.

Sin embargo, desde la Dirección de Recursos Humanos de la Justicia Electoral informaron que desde la máxima instancia judicial solicitaron el comisionamiento de Sandra Ortellado, pero que no se completó el trámite, por lo que la misma no forma parte del plantel de funcionarios del organismo electoral.

Indicaron que desconocen el porqué en la planilla de la Corte figura como comisionada en el TSJE y deslindaron cualquier responsabilidad.

Ya entrada la tarde de ayer, la Corte, utilizando su página web, publicó una aclaratoria, en donde se informa que en una resolución fechada el 16 de mayo pasado se solicita que el pedido de comisionamiento se deje sin efecto.

Según el documento, el pedido fue realizado por el ahora ex ministro Miguel Óscar Bajac. La resolución publicada, sin embargo, no cuenta ni con los sellos ni las firmas de los ministros, ya que al pedido de Bajac se sumó el visto bueno del presidente de la Corte, Raúl Torres Kirmser.

En el legajo laboral de la funcionaria figura que comenzó su carrera en la Corte en el Sistema Nacional de Facilitadores Judiciales, que estuvo presidido por Bajac y en donde su hija Carmen María Bajac de Planás asumió como directora.

Ortellado fue contratada el 16 de mayo de 2017 con un salario de G. 3.900.000 como facilitadora judicial, pero apenas pasaron 35 días de su contratación ya fue comisionada como nutricionista.

Nueve meses después ya consiguió su nombramiento en la máxima instancia judicial, que se dio el 6 de febrero de 2018 y su salario aumentó a G. 5.446.745.

A dos meses de esa decisión, el ex ministro Bajac solicitó el comisionamiento ante el TSJE y un mes después pidió que se deje sin efecto el pedido, quedando Ortellado a trabajar en la Corte solamente los jueves de 7.00 a 17.00.

Tanto en Diputados como en la Corte la funcionaria cuenta con padrinos liberales.

En la sede parlamentaria le tiene al diputado Édgar Ortiz y en la Corte a Bajac, que el 14 de julio se acogió a los beneficios de la jubilación, pero continúa justamente como asesor del Departamento de Facilitadores Judiciales.

 

Legajo. En el documento de la Corte figura que Ortellado tuvo su origen como facilitadora.

Las cifras

  • G. 9.400.000 es lo que Sandra Ortellado percibe mensualmente como nutricionista en Diputados.
  • G. 5.446.745 es el salario de la nutricionista en la Corte Suprema deJusticia, donde trabaja solamente los jueves.