Pedro Juan Caballero, 19 de septiembre de 2018
País

“Se presentará antes del 21”

Rodrigo Estigarribia, abogado del diputado Ulises Quintana, ahora cambió su versión y dijo que su cliente se presentará “antes del 21 de setiembre” y aseguró que el legislador no está prófugo porque no fue declarado en rebeldía.

Luego de haber dicho que Quintana se iba a presentar hoy, viernes, ante las autoridades, el abogado Estigarribia dijo que su cliente se presentará ante la justicia antes del 21 de setiembre, día en el que el juez Rubén Ayala Brun le fijó audiencia.

Quintana fue imputado la semana pasada por la fiscala Lorena Ledesma, por los supuestos delitos de enriquecimiento ilícito, lavado de dinero, tráfico en calidad de cómplice y tráfico de influencia y el miércoles sus colegas le retiraron los fueros. Desde entonces, se encuentra “desaparecido”.

“Mi cliente se va a presentar. Por una recomendación nuestra no se ha presentado, pero se presentará antes del 21 de setiembre (...) Mi cliente no está prófugo (...) Él está en Paraguay y se va a someter a la justicia”, expresó Estigarribia.

El abogado también reprochó que la prensa trate como prófugo a su cliente. Para que sea así, dijo, el juez debe declarar su rebeldía. Lo llamativo es que la Policía lo busca “afanosamente” desde ayer. Además, desde el Ministerio del Interior advirtieron al comandante de la Policía, Bartolomé Báez, que capturen al diputado hoy.

Ayala Brun aceptó la imputación, procesó al parlamentario y lo citó para la audiencia de imposición de medidas el viernes 21 de setiembre, a las 08:00. Paralelamente a esto, el fiscal Isaac Ferreira ordenó la detención del diputado Quintana y ofició a la Comandancia de la Policía Nacional para que proceda a efectivizar la disposición.

Para la fiscalía, el diputado Ulises Quintana forma parte de la estructura criminal de Reinaldo Javier Cabaña, alias Cucho, y al momento en que se procedió a desarticular esta banda que se dedica al tráfico de drogas, una lujosa camioneta propiedad del presunto capomafioso estaba en poder del legislador.

También se tienen otras pruebas que demuestran los vínculos entre Quintana y Cucho. La imputación fiscal habla de tráfico en calidad de cómplice y enriquecimiento ilícito, que tienen una expectativa de pena carcelaria que supera los cinco años y es considerado crimen, por lo que Quintana -al momento de pedir medidas alternativas- no podrá ser beneficiado por esta figura y será remitido a prisión.