País

El comercio online en Paraguay creció un 115,4% en 2020

La pandemia está dejando marcas en todo el mundo, pero algunas de ellas no son tan negativas como se piensan, sobre todo si se es alguno de aquellos comerciantes que logró adaptarse a la nueva realidad de los negocios. Es que el delivery y el comercio online sin dudas fueron la panacea para muchísimos comerciantes a nivel mundial, marcando una nueva era que comenzó en 2020 y que parece que no se va a detener por nada en los años a seguir.

De acuerdo a distintos relevamientos, como por ejemplo los que realizaron la firma Nauta y Next titulado “Así somos los paraguayos digitales”, indica que el comercio online, además de las entregas a domicilio, tuvieron un incremento del 115,4%, duplicando la cantidad de ventas y los niveles de facturación de 2019. Esto tuvo su explicación en gran medida a la pandemia y los miedos que despertó en muchas personas, pero también en un cambio de cultura que ya venía marcando la forma en la que consumimos hace varios años.

Otro de los aspectos que permitió un crecimiento marcado del delivery y las compras online, fue la mayor confianza de la población en estos sistemas, ya que en muchos casos forzados a utilizarlos, los consumidores encontraron que se trata en realidad de poderosas herramientas que les permitieron ordenar todavía mejor sus vidas. Es que digamos, incluso en una eventual salida de la pandemia, estamos volviendo del trabajo y pidiendo los alimentos que necesitamos para hacer la cena, lo que nos permitirá llegar y tenerlos en cuestión de minutos. Esto nos brindará mayor tiempo libre, evitándonos tener que pasar a comprar y perder muchísimo tiempo.

Una nueva era del comercio

Es que como se señalaba, la pandemia marcó el comienzo de un nuevo capítulo de la ventas, obligando a muchos a transformarse de un retail a una tienda online en cuestión de meses, ampliando todavía más la oferta de productos que se pueden conseguir mediante delivery, como por ejemplo muchas textiles se volcaron a este tipo de ventas.

Hasta las automotrices encontraron su “cuña” en este tipo de sistemas, ofreciendo sus vehículos mediante exhibiciones online, con recorridos virtuales de los autos. Incluso la industria del turismo vio una forma de ayudar a la gente a “salir” un poco del encierro de sus hogares mediante una visita guiada virtual a los distintos puntos de los países y así ayudar a combatir un poco la angustia que todo esto generó.

Claro además que la gastronomía tuvieron su salto hacia las ventas online, ante la imposibilidad de abrir sus restaurantes, muchos comerciantes se volcaron a estos sistemas para poder subsistir. Algo similar sucedió con las bebidas, permitiendo que ahora se puedan pedir desde plataformas online como la de PedidosYa, y por ejemplo disfrutar de una espirituosa bebida antes de dormir.

Hasta las farmacias y los supermercados se están sumando a esta tendencia, ayudando a las personas a conseguir desde aquellos medicamentos de venta libre que necesitan para aliviar alguna dolencia, hasta artículos de almacén o verduras por igual. Se trata de una revolución que aquellos que disfrutamos comprar sin tener que perder tiempo esperamos nunca termine.