Local

EPP mató a garrotazos a peón en Guavira tras secuestrar a Óscar Denis

El tiroteo del viernes último entre el CODI y el EPP en la falda del Cerro Guasu de Amambay, que dejó como saldo tres terroristas abatidos, también permitió confirmar, gracias a las evidencias incautadas, que la citada banda armada fue responsable de la muerte a garrotazos del peón de la estancia Nelly Victoria Daniel Benítez Acosta, el propietario del establecimiento es el conocido político y ganadero Paulino Mendoza Espinola. Este fue atacado durante la retirada de la célula que secuestró al exvicepresidente de la República Óscar Denis.

El nuevo crimen atribuido al grupo criminal Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) se produjo el jueves 1 de octubre pasado, a orillas del río Aquidabán, a 500 metros de la Ruta PY05, cerca del retiro Pindó de la estancia Nelly Victoria, en la colonia Guavirá del distrito de Cerro Cora, departamento de Amambay.

La víctima de aquel brutal ataque fue el peón Daniel Benítez Acosta, de 51 años, quien trabajaba desde hacía dos años en la referida estancia, perteneciente al conocido ganadero y expolítico Paublino Antonio Mendoza Espínola (85), quien llegó a ser senador Nacional.

El trabajador tomó su turno aquella tarde y como era habitual, aproximadamente a las 15:00 salió a recorrer a caballo los límites de la propiedad, como una especie de guardia de seguridad.

Estaba armado con una escopeta pajera calibre 12, llevaba puesta una camisa camuflada, tenía un termo de tereré y llevaba un celular.

Como no regresó a su puesto, su esposa avisó a los demás empleados de la finca, quienes a su vez salieron a buscarlo durante toda esa noche, pero sin éxito.

Sin embargo, a la mañana siguiente, cuando estaba amaneciendo, los demás trabajadores de la estancia Nelly Victoria finalmente hallaron el cuerpo de su compañero, que estaba tirado cerca de un potrero.

Daniel Benítez Acosta fue muerto extrañamente con un garrote con el que le destrozaron la cabeza.Los autores se llevaron su arma y hasta su camisa camuflada, pero dejaron atado a un árbol su caballo.

En principio, se creyó que los asesinos podrían haber sido abigeos, o incluso indígenas, teniendo en cuenta la rudimentaria forma en la que ultimaron a la víctima.

Sin embargo, también llamó mucho la atención que el asesinato haya ocurrido a solo 22 kilómetros en línea recta del punto de la estancia Tranquerita donde solo 22 días antes había sido secuestrado el exvicepresidente de la República Amancio Óscar Denis Sánchez (74).

La teoría de que fue el EPP el que mató al peón de la estancia Nelly Victoria, en principio, no encontraba sustento debido a que no se usaron armas de fuego.Pero también a la vez surgió la posibilidad de que, si fueron los secuestradores de Óscar Denis los responsables, tal vez optaron por no usar pistola o fusil justamente para no delatar su posición en ese momento, ya que estaban a solo medio kilómetro de la ruta que conecta Concepción con Pedro Juan Caballero y podrían ser escuchados.

Finalmente, ayer de tarde, fuentes del Comando de Operaciones de Defensa Interna (CODI) confirmaron que entre las evidencias encontradas junto a los cuerpos de los secuestradores Lucio Silva (61), Esteban Marín López (36) y Rodrigo Argüello (24) figuraría el celular robado del peón masacrado Daniel Benítez Acosta.

Esto quiere decir que la célula del EPP descabezada por el CODI, efectivamente, es la misma que secuestró a Denis, de quien sin embargo no hay indicios entre las evidencias recuperadas.

De este modo, el trabajador de la estancia Nelly Victoria pasa a ser entonces la víctima civil número 39 del EPP, que también registra en su haber los asesinatos de 18 policías y 11 militares, aunque en estas cifras no figuran los tres secuestrados Edelio Morínigo Florenciano, Félix Urbieta Ramírez y el propio Óscar Denis.