lunes, 19 de noviembre de 2018
País

dos hermanos paraguayos con 120 kilos de cocaína en Uruguay

Dos hermanos de nacionalidad paraguaya fueron detenidos este jueves en Uruguay a bordo de dos camionetas, con 120 kilos de cocaína. Ambos eran parte de una red internacional de tráfico de drogas liderada por familiares que se encuentran en prisión.

Los hermanos paraguayos detenidos son Fabio Blas Escobar Benítez, de 24 años, y Aníbal José Antonio Escobar Benítez (27), quienes cayeron en el marco de un operativo conjunto entre la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), la Policía Nacional y el Ministerio Público de Paraguay, junto con autoridades uruguayas.

Los procedimientos dejaron al descubierto a un clan familiar paraguayo que movía importantes alijos de drogas en la región. Los líderes, el padrastro y la madre de los hermanos Escobar Benítez, operaban desde las penitenciarias en donde guardan reclusión.

Los integrantes de la supuesta organización criminal dedicada al tráfico internacional de drogas transportaban cargas de cocaína por tierra, utilizando vehículos de alta gama acondicionados con doble fondo.

La droga, aparentemente, salía desde Paraguay con destino a Bolivia, donde los cargamentos eran introducidos en forma oculta en los vehículos, para luego ser trasladados hasta su destino final, la República Oriental del Uruguay.

Las autoridades lograron identificar los vehículos y las rutas utilizadas por los traficantes, fue así que se realizó un operativo en conjunto entre la Unidad de Investigación Sensitiva de la Senad, con el acompañamiento de la Policía Nacional y la Fiscalía, en cooperación con la Policía de Antinarcóticos del Uruguay.

Este jueves, en territorio uruguayo, específicamente en la ciudad denominada Chuy, en el Departamento de Rocha, se procedió a interceptar primeramente una camioneta de la marca Volkswagen, modelo Amarok, con matrícula CCR 251, que se encontraba al mando de Fabio Blas Escobar Benítez, de 24 años.

Luego de realizar la verificación de la camioneta, se logró constatar la existencia de un doble fondo, en cuyo interior se encontraron 75 paquetes de cocaína.

Horas después, en la misma ciudad, también fue interceptada una camioneta de la marca Hyundai, modelo Veracruz, de color negro, matrícula OAV 914 ,que se encontraba al mando de Aníbal José Antonio Escobar Benítez, de 27 años.

Tras la revisión del vehículo se incautaron 45 paquetes de la misma droga, los cuales se encontraban también en el interior de un doble fondo del rodado.

Tránsito por el Brasil Según la Senad, para el trafico de drogas se utilizaba el puesto fronterizo de la ciudad de Corumba, Brasil, atravesando el territorio brasileño para llegar a Uruguay. Los implicados regresaban a Paraguay con grandes cantidades de dinero, introducidos en el mismo doble fondo que utilizaban para ocultar la droga.

La investigación se originó y desarrolló netamente en Paraguay, pero se facilitó la información a las autoridades uruguayas para que intercepten las cargas.

"La estructura iba en vehículos de alta gama a Bolivia, allí cargaban la droga, pasaban al Brasil y de allí a territorio uruguayo. Al volver, el dinero pagado por las drogas venía en el mismo doble fondo, de vuelta hasta Paraguay", explicó Francisco Ayala, director de comunicación de la Senad.

Una vez que las autoridades del Uruguay confirmaron la incautación de la droga, miembros de la Unidad de Investigación Sensitiva de la Senad y la Policía Nacional, bajo la coordinación de la fiscala Lorena Ledesma, procedieron al allanamiento de dos viviendas ubicadas en Ciudad del Este, Departamento de Alto Paraná, que serían las residencias de los principales investigados.

En la primera vivienda, que sería la residencia de Fabio Escobar, se logró incautar: una camioneta de la marca Toyota, modelo Hilux; otra camioneta también de la marca Toyota, modelo Regius; una pistola de la marca Glock y documentos varios relacionados con la investigación.

En el 2017, Mariana Benítez de Escobar, de 51 años, madre de ambos detenidos, había sido detenida por la Senad junto a su pareja actual, Emiliano Ávalos Burgos, de 66 años, específicamente sobre la ruta General Rafael Franco, en la zona de Loma Porá, camino a la ciudad de Concepción.

La mujer estaba a bordo de una camioneta Mitsubishi, tipo Nativa, con doble fondo, en cuyo interior se detectaron 52 kilos de cocaína. Actualmente se encuentra detenida en una penitenciaría de Ciudad del Este por tráfico de drogas.

Luego de este hecho, los hijos de la mujer, Fabio y Aníbal, habrían quedado como responsables de transportar las cargas de cocaína desde Bolivia y hacerlas llegar hasta Uruguay.

De acuerdo con los datos que manejan las autoridades, Mariana Benítez, a pesar de haber sido puesta tras las rejas, igual se encargaba de coordinar junto a su pareja los envíos de cargas de drogas, para lo cual contaba con el apoyo de sus hijos.

Emiliano Ávalos es sindicado como el otro líder de la organización. El hombre cuenta con una estructura bien formada, además, cuenta con antecedentes por tráfico de drogas y actualmente se encuentra recluido en la penitencia de Ciudad del Este, según los datos de la Secretaría Nacional Antidrogas de Paraguay.

Fuente: UH