lunes, 19 de noviembre de 2018
Mundo

El Mercosur no será prioridad para la administración de Jair Bolsonaro

Futuro ministro de Hacienda de Brasil, Paulo Guedes, dijo a medios de prensa que el bloque es más ideológico que comercial. Empresariado nacional no cree que Paraguay sufrirá restricciones.

El futuro ministro de Hacienda del Brasil, Paulo Guedes, declaró a los medios de comunicación, apenas después de saberse la victoria como presidente electo de Jair Bolsonaro, que el bloque del Mercado Común de Sur (Mercosur) no será una prioridad para su país.

Las prioridades del nuevo gobierno que asumirá funciones desde enero del próximo año serán la de reducir el déficit fiscal y abrir al Brasil el mercado mundial.

En ese punto, fue consultado por la prensa extranjera si qué nivel de prioridad tendría el Mercosur y respondió que el bloque se volvió muy restrictivo. “Brasil quedó prisionero de alianzas ideológicas y eso es malo para la economía”, subrayó.

No obstante, la política exterior brasileña será la de comerciar con el mundo y que afianzar el Mercosur “no es prioridad” indicó.

El flujo de intercambio comercial entre Paraguay y el Brasil es de USD 5.319 millones, de los cuales en concepto de exportación el Paraguay hizo envíos el año pasado por valor de USD 2.755 millones y las importaciones estuvieron en USD 2.564 millones.

Con esto, el saldo en la balanza comercial es de un superávit a favor de nuestro país por unos USD 210 millones.

Sin embargo, vale aclarar que del total exportado que reportan los datos del Banco Central del Paraguay (BCP), unos USD 667 millones corresponden a la cesión de energía eléctrica de la entidad binancional Itaipú.

Por tanto, sin no se contara con esta transferencia de energía al país vecino efectivamente lo que Paraguay exporta al Brasil suma unos USD 2.088 millones, con lo cual hay un déficit de USD 476 millones en la balanza.

Un dato importante que vale resaltar en este flujo comercial es que, en promedio, anualmente las compras que hacen los brasileños en las ciudades fronterizas con Paraguay, bajo el régimen de turismo, es de USD 1.500 millones.

Con respecto a la producción de la industria de la maquila, el Paraguay realiza envíos a unos 22 países del mundo; sin embargo, el 77% del total exportado tiene como destino el Brasil.

Otro dato que muestra lo relevante que es para nuestra economía la situación brasileña, tiene que ver con el flujo de Inversión Extranjera Directa (IED).

Por ejemplo, el año pasado el flujo neto de IED que dejaron las empresas brasileñas apostadas en Paraguay fue por valor de USD 224 millones, que representa el 49% del total de toda la inversión que tuvo el país, que fue de USD 455 millones.

La mayor parte de la inversión brasileña estuvo en el sector de la producción cárnica, donde se apostó unos USD 151 millones.

Le sigue la intermediación financiera, donde el saldo de inversión, después de remesar a sus filiales, quedó en USD 44,7 millones y, finalmente, los otros sectores donde los inversores brasileros apuestan en la economía nacional dejó un flujo de USD 28 millones.

Esperan un real a 3,50 por dólar El titular de la Asociación de Casas de Cambio del Paraguay (Accp), Rogelio Welko, destacó que desde hace semanas atrás con la sola posibilidad de una victoria de Bolsonaro en las elecciones, el real se fue apreciando respecto al dólar. Si bien ayer la divisa perdió algunos puntos, consideró que un valor promedio de 3,64 es muy positivo para el comercio fronterizo, teniendo en cuenta que en su peor momento el real llegó a venderse a un precio de 4 reales por dólar. La estimación que tiene el presidente del sector cambiario es que, hacia finales del presente año, el tipo de cambio se ubique en promedio en 3,50 reales por dólar, con lo cual se podrá recuperar en parte la actividad comercial fronteriza. En los últimos meses, las ventas cayeron en Ciudad del Este hasta en un 70%, manifestó.