domingo, 09 de diciembre de 2018
Deportes

La Copa Libertadores de Europa

Conmebol confirmó que la final de la Copa Libertadores de América será en Europa. River Plate y Boca Juniors se enfrentarán en el Santiago Bernabéu el domingo 9 de diciembre a las 16:30 de nuestro país. Los equipos viajarán la próxima semana.

¿Europa? Sí. ¿La Copa Libertadores de América? Sí. ¿A Europa? Una vez más, sí. Como si fuese una subasta. La definición del certamen internacional de clubes más importante del continente tuvo varias sedes mientras el Tribunal de Disciplina de la Confederación Sudamericana de Fútbol analizaba la protesta de Boca Juniors y la defensa de River Plate después de los incidentes que postergaron la final en el Monumental el sábado 24 y el domingo 25.

Los jugadores llegaban al estadio y a cuadras del lugar, el bus fue atacado por hinchas locales con piedras, botellas y gases lacrimógenos. Varios futbolistas estuvieron afectados incluyendo a Pablo Pérez y Gonzalo Lamardo, que fueron hasta un centro médico para ser asistidos: el primero tuvo un corte en el brazo y sufrió una erosión conjuntival inferior y un leve edema corneal, mientras que el segundo fue diagnosticado por una erosión corneal paracentral.

Mientras resolvían el futuro de la final, varias ciudades del mundo fueron candidatas a recibir la revancha entre el Millonario y el Xeneixe: Asunción, Santiago, Miami y Doha. Cuando parecía que la capital catarí se quedaba con la vuelta, apareció Madrid. “Le propuse Florentino (presidente del Real Madrid) y dos minutos después me dijo que el Santiago Bernabéu estaba disponible”, reveló Alejandro Domínguez tras el fallo del Tribunal.

“La elección de esta administración es que se jugará con ambas hinchadas en la ciudad de Madrid y en el Santiago Bernabéu. Será el domingo 9 a las 20:30 hora española (16:30 de Paraguay)”, confirmó el presidente de la Conmebol en Luque. Horas antes, River comenzó a negociar con el Real Madrid para utilizar el Complejo de Valdebebas, mientras que Boca reservó 50 habitaciones en el hotel Eurostars en el Paseo de la Castellana.

Con la decisión de la Conmebol, los hinchas y amantes del fútbol sudamericano estallaron. “Y pensar que nos liberamos de España y en honor a los libertadores la copa llevaba su nombre. Curioso que se juega en España. Curioso ¿no?”, tuiteó José Luis Chilavert. “Pero hijo de p..., poné seguridad y hacelo en cancha de Vélez. La verdad, son la lacra del fútbol”, tiró Diego Maradona. Por su parte, el Diario Mundo Deportivo fue duro en la portada del viernes y tituló: Quilombo en el Bernabéu.

“No creo que se pierda la esencia por jugar en España (…) Bajo mi presidencia ese partido no se iba a jugar a puertas cerradas. Por unos pocos inadaptados no pueden pagar todos”, culminó el titular de Conmebol. Pagan todos, paga América, que verá la final de su histórica y más importante copa a unos 10.000 kilómetros. Fuera de Argentina, fuera del continente; en España, como si fuera la Copa Libertadores de Europa.