Pedro Juan Caballero, 16 de julio de 2019
Mundo

Alza de energía habría provocado incendio

RIO DE JANEIRO. Un cortocircuito en una unidad de aire acondicionado provocado por alzas de energía podría ser la causa del incendio que dejó 10 jóvenes futbolistas muertos en el centro de entrenamiento del club Flamengo en Río de Janeiro.

El fuego se inició en las primeras horas de la mañana del viernes, un día después de que una tormenta devastadora azotara la ciudad y dejara al menos seis muertos. El dirigente señaló que las condiciones climáticas adversas causaron picos de energía que podrían haber causado el incendio en el Ninho do Urubu, el centro de entrenamiento de Flamengo en las afueras de la ciudad.

“Fue una sucesión de eventos después de un día catastrófico para Río lo que llevó a esta catástrofe aún mayor”, dijo Belotti a periodistas. Uno de los 13 jóvenes jugadores que escapó del incendio había dicho previamente que huyó del edificio después de despertarse y de ver el equipo de aire acondicionado en llamas.

Tres adolescentes fueron llevados al hospital con lesiones, uno de ellos en estado grave. Belotti no respondió preguntas, pero dijo que la falta de permisos para el edificio no fue un factor en el accidente.

La oficina del alcalde de Río de Janeiro dijo en las horas posteriores al incendio que los dormitorios estaban construidos en un área registrada como estacionamiento. La ciudad pidió “casi 30 veces” a Flamengo que cerrara esa instalación, afirmó. Belotti señaló que no había conexión entre la falta de permisos y el incendio.

“Esta área era bien conocida por todos”, afirmó. “Era cómoda y adecuada. Estábamos orgullosos”. “La verdad es que fue un trágico accidente. No fue por la falta de inversión de Flamengo, no fue porque Flamengo no se preocupara”, insistió.

Todos los fallecidos tenían entre 14 y 16 años de edad y jugaban para el club o estaban en pruebas allí, reportó el sitio brasileño Globo. Flamengo no ha revelado información sobre los jugadores.