Pedro Juan Caballero, 23 de mayo de 2019
País

Toman siete instituciones educativas para exigir rubros en Concepción

Siete instituciones educativas del departamento de Concepción fueron tomadas por estudiantes y padres de familia para reclamar rubros para los docentes. Están afectadas cinco locales de Loreto, uno de Paso Barreto y otro de Arroyito.

En la comunidad de Frontera Kurusu Ñu del distrito de Loreto fue tomada la escuela básica Nº 1730 porque desde marzo no tienen tres rubros, según denunciaron. La secretaria de la institución está cubriendo la falta de docentes del preescolar y jardín de infantes, pero los padres decidieron movilizarse para exigir que se resuelva el déficit.

Para las escuelas asociadas a la de Frontera Kurusu Ñu, como la de la comunidad San José Obrero, los padres de familia reclaman un rubro para dirección y dos para maestros de aula. Explicaron que hace un mes un docente se jubiló y los alumnos quedaron sin profesor, por lo que los progenitores decidieron cerrar la escuela hasta que el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) asigne los recursos necesarios.

Otra institución que también requiere rubros es la ubicada en la comunidad San Vicente del distrito de Loreto. De acuerdo con la denuncia, fueron trasladados tres rubros y la docente que había quedado con plurigrado se jubiló. Los padres piden que se realice concurso para designar maestros para que los alumnos tengan nuevamente clases.

En la colonia Jorge Sebastián Miranda (más conocida como Hugua Ñandu) del distrito de Paso Barreto, alumnos del colegio nacional “Dominga Ocariz de Samaniego” denunciaron que falta rubro para la dirección. Con apoyo de sus padres, los estudiantes cerraron la institución educativa y aseguraron que la medida de fuerza no se suspenderá mientras el MEC no solucione el inconveniente.

La estudiante Guadalupe Ferreira dijo que el profesor Milciades Arce García, desde hace dos años viene cumpliendo la función de encargado de despacho sin percibir remuneración.

Los alumnos y padres de familia aseguran que no cancelarán la medida de presión mientras el MEC no responda los reclamos.