Pedro Juan Caballero, 19 de agosto de 2019
País

Indígena se gradúa en Medicina

Fanny Sales, de la parcialidad Avá Guaraní, se graduó en Medicina, en una universidad de Cuba y ahora se proyecta para trabajar en Salud Pública, en el Alto Paraná. La joven médica tiene planes que buscan prevenir enfermedades.

Se llama Fanny Sales y tiene 25 años. Pertenece a la Comunidad Indígena Fortuna, de Curuguaty, departamento de Canindeyú, donde vivía con sus padres y cinco hermanos menores. Allí terminó su bachillerato y se postuló para acceder a una beca. Consiguió estudiar la carrera de medicina en la universidad Arley Moreira de Cuba, donde se graduó el año pasado.

“Logré terminar la carrera con mucho sacrificio y disciplina, pero fue fundamental contar con todo el apoyo de mi familia. Siempre tuve deseos de servir a mi gente, por eso elegí seguir medicina”, indicó.

La joven médica vino este año al Alto Paraná, con la intención de trabajar en la zona, donde existen muchas comunidades de nativos. Actualmente, está gestionando sus documentaciones para acceder a un puesto laboral del Ministerio de Salud Pública (MSP).

“Una vez que consiga todos los documentos correspondientes estaré trabajando en alguna Unidad de Salud Familiar de esta región. Más adelante me gustaría especializarme en ginecología donde sería muy útil para cualquier comunidad”, destacó.

Fanny dijo que en Cuba lo que más le llamó la atención, además del trato muy equitativo por el socialismo que se vive, fue el trabajo complejo que se hace para prevenir enfermedades. “Allá se trabaja muchísimo en prevenciones y la asistencia es muy buena. Sería muy interesante poner en práctica aquí algunas de las estrategias que se utilizan en Cuba. Me gustaría trabajar en eso, en la prevención de males”, señaló.

Destacó que al llegar a Paraguay vio que aumentó la cantidad de amputaciones de miembros a causa de la diabetes en la población y que eso buscará detener.

MENSAJE

La médica indígena recordó que aún existe mucha discriminación hacia los nativos pero animó a los jóvenes de su comunidad. “Lo más importante es que sigan estudiando siempre. Todo se puede cuando hay un verdadero apoyo de la familia y de la comunidad. Actualmente existen muchas oportunidades para nosotros y que no se deben desaprovechar”, comentó.

Fanny está viviendo en la casa de una licenciada amiga, aguardando su contratación para ser funcionaria de la Décima Región Sanitaria. Estará a disposición donde se la envíe, dijo.