Pedro Juan Caballero, 17 de febrero de 2019

Local

Captores abandonan camioneta del empresario que fue secuestrado en Capitán Bado

La camioneta del empresario de 65 años que fue víctima de secuestro en Capitán Bado fue abandonada en medio de un sojal, horas después de que el hombre haya sido liberado por sus captores.

El vehículo de la marca Fiat Strada se encontró alrededor de las 21.30 del martes en la colonia Ybypé, Departamento de Amambay, distante a 10 kilómetros del lugar donde Silvino Villalba Salinas, de 65 años, fue liberado por sus captores, tras el pago de rescate.

Personal de Criminalística de la Policía Nacional y del Ministerio Público acudió hasta el sitio para los procedimientos de rigor. Con dicho móvil trasladaron a Villalba Salinas y su peón Ubaldino Cuenta hasta otro sector de la colonia.

Cerca de las 15.00 del martes se dio a conocer la información de que Silvino Villalba Salinas fue finalmente liberado por sus captores, tras el pago de rescate. Los secuestradores exigían la suma de 70.000 reales, pero ese monto se fue reduciendo.

El fiscal Armando Cantero confirmó que la familia de Silvino Villalba efectuó el pago del rescate, aunque no supo precisar el monto.

"Tenemos entendido que por parte de los familiares hubo un pago, pero el monto inicial solicitado por los captores fue bajando", detalló el agente del Ministerio Público en comunicación con la 780 AM.

Sobre el punto, indicó que los miembros de la familia serán llamados a declarar en las próximas horas.

En todo momento fueron los parientes de la víctima quienes realizaron la negociación con los delincuentes y se encargaron de juntar el dinero para el rescate. La familia se dedica al rubro de la soja y, además, tiene una cantera de extracción de piedras.

Una llamada telefónica de Silvino Villalba Salinas alertó a sus familiares. Fue el propio empresario quien avisó a los suyos que se encontraba privado de su libertad.

Los secuestradores llegaron hasta la propiedad de Villalba y primero redujeron al peón y esperaron que llegue el dueño. Apenas llegó, fue capturado.

El establecimiento rural está ubicado en la colonia Mariscal López, segunda sección de la ciudad de Capitán Bado, Amambay.

Agentes de la Policía sostienen que los autores son delincuentes comunes. Hasta el momento, no se ha logrado localizar a los secuestradores.