Pedro Juan Caballero, 17 de febrero de 2019

País

Allanan local donde van a parar celulares robados

El comandante de la Policía, Walter Vázquez, aseguró que a la galería “San Miguel” del Mercado 4 van a parar los teléfonos celulares robados y admitió que pudo haber un “campanazo” antes del procedimiento de anoche, aunque no responsabilizó a sus agentes

Anoche, cerca de las 20:00, hubo una redada en la galería San Miguel y otros comercios del Mercado 4 bajo la presunción de haber estado comercializando con teléfonos celulares robados. El comandante de la Policía, Walter Vázquez, indicó que más de 1.000 dispositivos “irregulares” fueron incautados, aunque admitió que esperaba “un mejor resultado”.

“No falta quien dé un aviso”, expresó en relación a una posible filtración previa que pudo haber alertado a algunos comerciantes de la intervención de la Policía y la Fiscalía. Sin embargo, negó que esta pueda haber provenido de sus agentes.

“Teníamos dispuesto hace rato hacer la intervención en ese sector por los robos; todos los teléfonos van a parar a esa zona. Tenemos como 1.000 teléfonos en forma irregular. Al momento en el que llega la Policía, los reducidores se fugaron todos”, lamentó.

“Pensamos que íbamos a tener un mejor resultado”, confesó el comandante Vázquez en conversación este martes con radio ABC Cardinal.

El procedimiento estuvo encabezado por la fiscala Carmen Gubetich de Cattoni. Estuvieron en el operativo 140 agentes de distintas reparticiones de la Policía Nacional, como del Departamento contra Delitos Económicos y Financieros, de Robos y Hurtos, de varias comisarías y del escuadrón Antimotines, para evitar que se produjeran incidentes durante la revisión.

La fiscala Gubetich de Cattoni puntualizó que se realizó una exhaustiva investigación previa al procedimiento, que llevó unos tres meses de duración a partir de unas 3.500 denuncias de robos de teléfonos celulares recabadas por el Ministerio Público.

Ese trabajo de inteligencia permitió la identificación de cuatro negocios de la galería San Miguel donde se estarían comercializando teléfonos robados y también falsificados, por lo que efectuaron la intervención.

La fiscala interviniente dispuso además el arresto en carácter de demorado del propietario de uno de los locales intervenidos, identificado como Juan Carlos Mendoza, mientras que los teléfonos móviles incautados de su negocio serán analizados para confirmar sus procedencias.