Pedro Juan Caballero, 27 de junio de 2019

Local

Delincuentes toman de rehén a una familia en frontera con Capitán Bado

En la noche del sábado(25),tres sujetos paraguayos tomaron de rehén a una familia en la ciudad de Coronel Sapucaia, frontera con Capitán Bado. La Policía Militar solicitó el apoyo a sus pares de la Policía Nacional, los delincuentes al percatarse de la presencia de los intervinientes, dos de ellos se dieron a la fuga mientras que se le detuvo a uno, identificado como Osvaldo Benítez Araujo(19).

El hecho ocurrió alrededor de las 22:30 horas cuando tres malvivientes llegaron hasta una vivienda ubicada en la calle Gerónimo Martín de Oliveira de Coronel Sapucaia donde reside Roberto Olazar, paraguayo, de profesión comerciante, quien junto a su familia fue retenido por más de dos horas por los asaltantes que los amenazaban con armas de fuego.

Los delincuentes, tras reducir a todas las personas que se encontraban en la casa, exigieron una fuerte suma de dinero a Olazar. Según se presume, tenían conocimiento de los movimientos comerciales de la víctima, quien es propietario de un supermercado en el lado brasileño.

Luego de unos minutos de zozobra, en un descuido de los ladrones, uno de los rehenes logró comunicarse con la Policía Militar, que de inmediato llegó al lugar.

Cabe señalar que el cuerpo policial de Cnel. Sapucaia no cuenta con numerosos agentes y debido a esto solicitaron ayuda a los uniformados paraguayos.

El comisario principal Carlos Miguel López Russo, jefe de la comisaría 4ª de Capitán Bado, de inmediato acudió al lugar con una importante dotación de agentes como apoyo a sus pares brasileños.

Dos delincuentes lograron huir al percatarse que la Policía llegó al sitio mientras que el tercero no pudo escapar pues los agentes rodearon la vivienda.

El único detenido fue identificado como Osvaldo Benítez Araujo, paraguayo, soltero, de 19 años, oriundo de la ciudad de Fran, departamento de Itapúa, de cuyo poder fue incautado un revólver calibre 38. El arrestado fue trasladado hasta la sede de la Policía Militar de Cnel. Sapucaia.

La pronta intervención policial impidió que los asaltantes se alzaran con el dinero que pretendían y evitó que la familia resultara herida.