Pedro Juan Caballero, 26 de mayo de 2019
Local

Catequista preso por enviar y pedir fotos íntimas a menor en Pedro Juan

Un catequista de Pedro Juan Caballero se encuentra preso desde la semana pasada, por hechos que guardan relación con el envío y pedido de fotos íntimas a un menor de edad, a través de la red social Facebook.

El catequista, de nombre Marcos Cuevas, fue imputado por la Fiscalía y ya guarda reclusión en la Penitenciaría Regional de Pedro Juan Caballero, luego de haber sido denunciado por la madre de un menor, a quien habría enviado y pedido fotos íntimas, además de compartirle pornografía.

En contacto con Última Hora, el fiscal Marco Amarilla expresó que, a raíz de la denuncia presentada la semana pasada, se llamó a declarar al catequista y, posteriormente, el juez a cargo del caso ordenó su prisión preventiva.

Asimismo, explicó que el hombre contactó con el menor de edad a través de su perfil en la red social Facebook, plataforma que habría utilizado para enviarle contenido inapropiado.

En ese sentido, contó que la madre del menor se dio cuenta de la situación, pero no lo denunció de inmediato, y continuó con las conversaciones para descubrirlo, hasta el punto en el que el catequista le envió fotos de sus partes íntimas, además de pedirle a su hijo que hiciera lo mismo.

Así también, indicó que el hombre habría invitado al menor a jugar fútbol en varias ocasiones, con intenciones de conocerlo, ya que también sería profesor en una escuela de juego.

El fiscal detalló que la imputación contra el hombre se da por el supuesto hecho de abuso por medios electrónicos, que tiene una expectativa de pena de tres años.

El catequista dijo en su defensa que había perdido su celular, aunque no presentó ninguna denuncia, y que en el aparato telefónico quedaron abiertas sus redes sociales, por lo que culpó a desconocidos de haber enviado los mensajes.

El representante del Ministerio Público señaló que desde el Juzgado de la Niñez y la Adolescencia pidieron una pericia, con el objetivo de determinar la ubicación y otros hechos que ayuden a la investigación.

El nombre del adolescente se omite en cumplimiento del artículo 29 del Código de la Niñez, que prohíbe la publicación de datos que posibiliten identificar a los menores de edad en condición de víctima.