Pedro Juan Caballero, 26 de abril de 2019
País

Fatal privatización de ruta

Un niño de 5 años falleció a causa de una pulmonía en el Hospital de Villa Hayes. Era oriundo una comunidad indígena y sus familiares denunciaron que tardaron días en llegar al nosocomio debido a la privatización de caminos en el Chaco.

La Comunidad San José se encuentra ingresando 75 kilómetros de la Transchaco, a la altura del kilómetro 160. Para salir de esa zona se debe utilizar la denominada "Ruta Ñ", que según relató Cristian Machune, un poblador de la zona, está privatizada por estancieros que formaron una "Comisión del Camino".

Machune añadió que desde el sábado pasado, Milciades Garcete Solano (4 años) se encontraba en muy mal estado de salud. Inició con una diarrea muy severa y desnutrición.

Para poder acudir a un centro médico, consiguieron un tractor que iba a remolcarlos hasta la ruta Transchaco, debido al mal estado de la Ruta Ñ. Sin embargo, afirmó que los miembros de esa comisión prohibieron el ingreso de dicho tractor “porque iban a estropear el camino”.

Debido a que no pudo salir de su comunidad y por ende el pequeño no recibió la atención médica necesaria a tiempo, su estado de salud empeoró. Recién el jueves consiguieron un helicóptero de la Municipalidad de General Bruguez que lo trasladó hasta el Hospital de Villa Hayes, donde falleció apenas dos horas después de haber llegado, a raíz de una pulmonía grave.

Ya con el cajoncito a cuestas, su familia intentó regresar a su comunidad para despedirlo y enterrarlo dignamente pero no pudieron pasar por la “Ruta Ñ” porque la comisión nuevamente les negó el acceso. “El papá le llamó a uno de los responsables de la comisión que le dijo: Omanomango. Eñotyntema pe tapere. Maerã la peikeseve (Ya se murió, enterrale nomás ya ahí por el camino. ¿Para qué quieren entrar?). Y no le dejaron entrar”, contó indignado.

La familia de Milciades tuvo que conseguir un carrito y a caballo cruzar por varias haciendas. Recién luego de 24 horas de haber entrado de la ruta Transchaco, pudieron llegar a casa.

“PEAJES” COSTOSOS Machune contó que para pasar por la “Ruta Ñ” hasta la comunidad tienen que pasar tres portones y en cada uno de ellos cobran un “peaje” cuyo costo puede ascender hasta G. 500.000, por lo cual un viaje de ida rondaría los G. 1.500.000.

Destacó que pese al alto costo de la “multa”, el camino nunca está en buenas condiciones y, además, afirmó que cada vez que es “arreglado” son equipos del Ministerio de Obras Públicas los utilizados para el trabajo, por lo cual desconoce el destino de los fondos recaudados por la Comisión.